El mundo es un pañuelo.

¿Cuántas veces has oído la expresión “el mundo es un pañuelo”? Seguro que en más de una ocasión, pero ¿te has preguntado alguna vez si existe alguna teoría que lo avale o son meras coincidencias?

Hace un par de días me encontré por causalidad o por destino un artículo que explicaba la “Teoría de los Seis Grados de Separación” que defiende que todas las personas del mundo estamos conectados a través de una cadena de conocidos de unos cinco eslabones o puntos de unión.

Sigue leyendo

Salas de espera.

Me gusta soñar despierta. Evadirme de los atascos y largas esperas para, al más puro estilo hollywoodiense, crear en mi cabeza un flasmob improvisado y añadir la banda sonora perfecta.

El otro día (quien dice el otro día es hace unos meses), en una de esas esperas y ante la falta de un buen libro, decidí crear otra de las muchas realidades paralelas que me gusta inventar.

Sigue leyendo

Sogno.

No recordaba cómo había llegado hasta allí. Ni tan siquiera reconocía el lugar donde se encontraba: al pie de una gran escalera, digna de un palacio veneciano, que daba acceso a través de su cristalina puerta a una sala de baile.

De repente, la escalera y la sala se fueron desvaneciendo para crear un nuevo escenario en el que ella se convirtió en protagonista y espectadora al mismo tiempo. Podía ver como sonreía y escuchar como su risa estaba acompañada por la de alguien más, por la de él mientras le susurraba un cómplice “a las ocho”.

Sigue leyendo

Querido Abril.

Querido Abril:

Desde que te conocí siempre te he perdido, nunca me has pertenecido, pero esta vez el tiempo y yo te hemos engañado.

Al principio, con la llegada de la Semana Santa, las “vacaciones” ( y si digo “vacaciones” entre comillas porque apenas he tenido un par de días), y el buen tiempo me volviste a ilusionar. Llamaste a mi ventana con luz, flores, y noches de copas hasta la madrugada. Como todos los años me empezabas a conquistar.

Sigue leyendo