A ti.

Dicen que los polos opuestos se atraen, pero eso porque no te han conocido.

No eres un complemento ni mi media naranja, manzana o cualquier otra fruta porque cuando estoy contigo me haces ser mejor en todos los aspectos de mi vida. Maximizas mis cualidades y transformas mis defectos a golpe de sonrisa. Tienes esa capacidad de ilumar(me) cualquier estancia con tan solo tu presencia.

Sigue leyendo

Anuncios

Amapolas.

De pequeña, cuando me preguntaban cual era mi flor favorita yo siempre decía que las rosas. Supongo que era lo fácil porque tampoco conocía el nombre de muchas otras flores, además ¿a quién no le gustan las rosas? Tan elegantes y esbeltas, tan perfectas y majestuosas, con esos colores tan intensos ya sean rojos o blancos, y esos precios casi prohibitivos… no había flor que se le igualara.

Hasta que llegaron ellas.

Sigue leyendo

¿No es romántico?

Esta semana he tenido la fortuna de poder disfrutar de una buena conversación; de esas en las que hablas de todo un poco: de la vida en general, del trabajo, de los estudios incluso de los planes tanto a corto como a largo plazo.

Una conversación sin censuras y a corazón abierto.

Sigue leyendo

Querida Julieta.

Querida Julieta:

El año pasado le escribí una carta a mi querido 14 de febrero en la que le pedía que no se olvidara de ti, de esa Julieta que vive en nuestro interior y a la que le gusta recibir ramos de flores, encontrar cartas en el buzón y salir con chicos de sonrisas (im)perfectas que la esperan en el portal. Y a cambio yo me comprometía a que no pasaras más san valentines en casa.

Sin embargo aquí me tienes, en pijama, sin maquillaje y con el típico moño de “estar por casa” aporreando las teclas del ordenador.

Sigue leyendo

Querido Septiembre.

Querido Septiembre:

No sé muy bien como empezar esta carta. Llevo semanas posponiendo(te) pero los días iban pasando y las palabras seguían sin ordenarse en este folio en blanco digital.

Así que aquí estamos, un mes más sentados frente a frente, solos tú y yo ¿estás preparado?

Sigue leyendo

Querido Agosto.

Querido Agosto:

Has sabido ponerle el broche final a un verano, que estoy segura recordaré como el verano más aleatorio de mi vida, pero también como uno de los más mágicos.

Pero antes de poder hablarles de ti, agosto, nos tenemos que remontar al inicio de esta pequeña historia hace tres mes en Querido Junio donde os contaba cómo había decidido dejarme llevar por esos planes improvisados de verano que misteriosamente siempre salen bien.

Sigue leyendo

Querido Julio.

Querido Julio:

Si los meses de verano fueran como una historia, definitivamente junio sería su inicio, agosto su desenlace y tú el nudo.

La verdad es que el principio de este improvisado cuento había dejado el listón muy alto, tanto que me había regalado el inicio de verano P E R F E C T O; y como en todo relato siempre existe ese “miedo” de que tras un gran principio la historia decaiga… pero tú me has demostrado todo lo contrario.

Sigue leyendo