Un hecho ya histórico.

Quien nos iba a decir hace justo un año que nuestra vida iba a cambiar por completo, y no solo durante esas primeras semanas de confinamiento que se terminaron por convertir en meses, sino que un año después aquí seguimos plantándole cara a un tal “coronavirus” que vino de repente y ahora parece que no se quiere ir.

Una cuarentena entró abruptamente en nuestras vidas. Las primeras semanas fueron surrealistas, tanto que en un principio, como muchos, no terminaba de creérmelo; pensaba que en 15 días ya estaríamos fuera, ni me plantee que la Semana Santa se pudiera suspender y mucho menos que un año después sigue sin haber celebraciones.

Sigue leyendo

Balance 2020.

No sé muy bien como empezar esta entrada, improvisada, de despedida del que sin duda ha sido un año que vamos a recordar toda la vida. Sin embargo, y a pesar de lo evidente, prefiero quedarme con las cosas positivas que tímidamente han brillado durante este 2020, porque aunque penséis que no las hay, existen, y os invito a que vosotros también hagáis este ejercicio de reflexión y retrospectiva antes de comer las uvas, y rescatéis como mínimo algo bueno de cada mes.

Este es mi pequeño homenaje al que me atrevería afirmar, es el peor año de lo que llevamos de siglo. Espero que os guste, disfrutéis de su lectura y como siempre os animo a que me dejéis en comentarios los buenos recuerdos, enseñanzas o aprendizajes que ahora forman parte de vuestro equipaje vital.

Sigue leyendo

“Si no soy yo, ¿quién? Si no es ahora, ¿cuándo?”

Hoy es un día que me hacía especialmente ilusión dejar constancia en el blog a través de una publicación de un corte más personal y aprovechando las jugadas que hace la casualidad o el destino, me he encontrado con esta reflexión que tenía por terminar y que ahora puedo compartir con vosotros.

Pero antes de empezar, os recuerdo que el debate está abierto en comentarios para que podamos intercambiar y descubrir nuevos puntos de vista.

Sigue leyendo

El perfecto equilibrio.

Quien me iba a decir hace dos años, que una noche de agosto en la ciudad me iba a presentar a una de las personas más importantes de mi vida y que a partir de ese momento pasaríamos a hablar en primera persona del plural y a compartir una vida que ya puedo llamar nuestra.

Nuestro reencuentro; y sí digo reencuentro y no encuentro, porque a lo largo de todos estos años nos hemos estado cruzando en los mismos bares, parques, calles y casi con la misma gente, pero parecía que nunca era el momento oportuno hasta que el destino dejó de esconderse y nuestras miradas se vieron por primera vez; me recuerda a la famosa frase del escritor Julio Cortazar de “Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos” y al final así fue.

Sigue leyendo

¿Soltero o con pareja?

La sociedad se puede dividir de distintos modos a través de preguntas tan sencillas como ¿eres más de Nesquik o ColaCao?, ¿estudias o trabajas? ¿altos vs bajos? y la pregunta por excelencia ¿soltero o con pareja?

Sin embargo, ¿os podéis creer que hasta este fin de semana nunca me lo había planteado? Si redujéramos el concepto sociedad y nos centráramos en nuestro grupo de amigos más cercanos, ¿cómo los dividiríais? En mi caso había optado por no establecer subgrupos, es más, es que nunca me había parado a catalogar a mis amigos… hasta que ellos creo que sí lo hicieron.

Os pondré en antecedentes.

Sigue leyendo

Deseos de sueños imposibles.

Es curioso cómo la mente y sobretodo nuestra imaginación juegan con nosotros llegándose a separar tanto de la realidad que al final consiguen que por las noches volvamos a refugiarnos en ellas.

Eso es lo que le sucedía a nuestra protagonista. Desde que tenía uso de razón siempre le había gustado jugar a imaginar un día concreto, normalmente elegía fechas importantes como cumpleaños, vacaciones o aniversarios y las semanas previas al acontecimiento, los recreaba una y otra vez en su imaginación hasta que caía dormida.

Sigue leyendo

A ti.

Dicen que los polos opuestos se atraen, pero eso porque no te han conocido.

No eres un complemento ni mi media naranja, manzana o cualquier otra fruta porque cuando estoy contigo me haces ser mejor en todos los aspectos de mi vida. Maximizas mis cualidades y transformas mis defectos a golpe de sonrisa. Tienes esa capacidad de ilumar(me) cualquier estancia con tan solo tu presencia.

Sigue leyendo

Amapolas.

De pequeña, cuando me preguntaban cual era mi flor favorita yo siempre decía que las rosas. Supongo que era lo fácil porque tampoco conocía el nombre de muchas otras flores, además ¿a quién no le gustan las rosas? Tan elegantes y esbeltas, tan perfectas y majestuosas, con esos colores tan intensos ya sean rojos o blancos, y esos precios casi prohibitivos… no había flor que se le igualara.

Hasta que llegaron ellas.

Sigue leyendo

¿No es romántico?

Esta semana he tenido la fortuna de poder disfrutar de una buena conversación; de esas en las que hablas de todo un poco: de la vida en general, del trabajo, de los estudios incluso de los planes tanto a corto como a largo plazo.

Una conversación sin censuras y a corazón abierto.

Sigue leyendo

Querida Julieta.

Querida Julieta:

El año pasado le escribí una carta a mi querido 14 de febrero en la que le pedía que no se olvidara de ti, de esa Julieta que vive en nuestro interior y a la que le gusta recibir ramos de flores, encontrar cartas en el buzón y salir con chicos de sonrisas (im)perfectas que la esperan en el portal. Y a cambio yo me comprometía a que no pasaras más san valentines en casa.

Sin embargo aquí me tienes, en pijama, sin maquillaje y con el típico moño de “estar por casa” aporreando las teclas del ordenador.

Sigue leyendo