Conóceme

Mi novela es autobiográfica en cuanto al punto de vista, pero he tomado prestados episodios de la vida de todos mis amigos.

-F. Scott Fitzgerald.

La Chica de Octubre no es el blog de Ara, sino el blog de todos vosotros, los lectores, con los que comparto mis experiencias y relatos.

Nació hace mucho tiempo en mi cabeza (ahora me doy cuenta), entre mis diarios, cuadernos y tardes de cafés. Allí estaba esa Chica de Octubre, bueno, las Chicas de Octubre porque ha habido más de una.

La primera era tan solo una niña de 8 años con su primer diario azul de un osito. Nunca tuvo un diario convencional, no le gustaba o más bien no sabía escribir todos los días, sólo aquellos que creía que merecían la pena.

Pero esa niña se cansó de escribir.

Es entonces cuando nace otra Chica de Octubre más madura (o eso es lo que pensaba ella) porque estaba en plena adolescencia y las pocas preocupaciones que tenía eran los estudios y los amigos. Hablaba de campamentos de verano, nuevos amigos, de su primer móvil y del primer chico que le gustó.

Pasaron los meses y llegó el verano cuando le conoció a él y la Chica de Octubre se enamoró por primera vez. Fue su punto de inflexión y gracias o a pesar de él (aún no tengo claro este punto), volvió a escribir. Pero al igual que el verano se acaba, lo suyo también tenía fecha de caducidad y la Chica de Octubre siguió pasando las hojas de su diario sin poder desprenderse de su sombra. Sombra que la acompañó por un tiempo y que su reflejo aún se puede apreciar en algún que otro relato, aunque ahora es más una licencia literaria que otra cosa.

Nuevos veranos y amores estaban por llegar y llegaron; y son los que han ido llenando nuevos diarios y creando a la Chica de Octubre actual, un poco menos romántica y más racional, con el cuarto diario recién estrenado a la espera de nuevas historias por escribir, o como dice Oscar Wilde por describir.

Gracias por acompañarme en esta aventura que es la vida.

Disfrutad leyendo,

-Ara.


Ahora es tu turno. Háblame sobre ti, escríbeme, pregúntame, no te quedes con las ganas.

Quiero conocerte.

-Ara.

cropped-cropped-favim-com-352641.jpg