Querido Agosto.

Querido verano: llegaste, viste y venciste.

Llegaste lleno de promesas, viste innumerables puestas de sol y venciste todas las expectativas. Porque cuando se esta de vacaciones todo parece es más bonito. El sol brilla con mayor intensidad, la comida sabe mejor y las horas en buena compañía se te escapan como arena entre los dedos. Y aunque intentas guardar, recolectar y capturar todos esos momentos en un frasco de cristal, en una fotografía o en un beso bajo el agua, septiembre siempre se adelanta.

Sigue leyendo

Anuncios

La despensa.

Cuando fue a comprar el piso en el que ahora vivía, una de las primeras cosas que más le llamaron la atención fue la gran despensa que comunicaba la terraza con la cocina.

-Era perfecta -pensó. Y sin apenas mirar el resto del inmueble cerró el trato.

Desde pequeña le fascinaban esos cuartuchos donde la gente guardaba cientos de botes, cajas, botellas… y secretos. Pero su verdadera afición hacia las despensas nació hace un par de meses atrás.

Sigue leyendo

Café en una carta.

Esta carta debía haber sido entregada hace mucho tiempo, concretamente un 23 de agosto. Como el buen café que se prepara para el momento preciso, esta carta le acompaña. El traicionero tiempo hizo que los días pasara y se convirtieran en semanas hasta casi llegar al mes, pero misteriosamente, el café seguía en su punto justo sin enfriarse.

La magia no tiene nada que ver en este extraño fenómeno… ¿o si? Me temo que eso nunca lo sabremos, aunque prefiero dejar algún misterio por resolver para endulzar, como el azúcar al café, la vida.

Sigue leyendo