La respuesta no es la huida.

No sabía cuanto tiempo llevaba en esa situación, huyendo de algo, o de alguien… A estas alturas ya no lo recordaba.

Todo empezó en esa casa de la playa a la que decidimos ir cinco días antes para desconectar y tener tiempo para nosotros. Éramos una pareja normal, o somos porque… ¿Lo seguimos siendo no?– suspiro– La verdad es que no lo sé.

Sigue leyendo

Anuncios

El mecánico del corazón.

Hace mucho tiempo que el verano no llega a Ciudad Corazón. Están sumidos en el invierno más frío y persistente que jamás habían conocido: el del corazón.

Muchos de sus habitantes ya nacieron con el corazón congelado, pero en cambio, a otros se les fue helando poco a poco. Fue un proceso lento y suave como el viento cálido y luminosos que una mañana se va templando hasta convertirse en niebla y oscuridad. Los habitantes de Ciudad Corazón no se dieron cuenta hasta que sus ríos se convirtieron en hielo, las casas se cerraron y las calles quedaron desiertas.

Sigue leyendo

Persecución.

Despertamos en un lugar inhóspito todos a la vez. Desconcertados nos miramos unos a otros intentando entender, intentando recordar. Sin mediar palabra nos incorporamos del suelo y alzamos la mirada hacia el cielo azul, quizás demasiado azul, que coronaba los altos pinos del valle.

Fue entonces cuando comprendimos que estábamos atrapados en el mundo real  y sin pensarlo dos veces huimos los unos de los otros perdiéndonos en la espesura del bosque.

Sigue leyendo