Querido Agosto.

Querido verano: llegaste, viste y venciste.

Llegaste lleno de promesas, viste innumerables puestas de sol y venciste todas las expectativas. Porque cuando se esta de vacaciones todo parece es más bonito. El sol brilla con mayor intensidad, la comida sabe mejor y las horas en buena compañía se te escapan como arena entre los dedos. Y aunque intentas guardar, recolectar y capturar todos esos momentos en un frasco de cristal, en una fotografía o en un beso bajo el agua, septiembre siempre se adelanta.

Sigue leyendo

Anuncios

Límites.

Las decisiones que tomamos determinan nuestra vida; las oportunidades que dejamos pasar también. Pero esta vez me armé de valor y aposté por decir que si, por arriesgarme contigo porque como se dice “quien no arriesga no gana”.

Estaba cansada de esperar, pero de esperar ¿el qué?, ¿a quién? Ni yo misma lo sabía. Ni yo misma lo sé.

Así que decidí volver a la casilla de salida, empezar de cero, a volver a ilusionarme contigo.

Sigue leyendo