Destino final.

Aviso: Esta es la cuarta y última parte de la Tetralogía Destino formada por los relatos: Sin destinoPróximo destino y Destino encontrado. Espero que os haya gustado esta serie de relatos y que hayáis disfrutado con su lectura. Y sin más preámbulos empecemos por el principio…

¿Cómo escribir un final cuando realmente es el comienzo?

Conocí a Salvatore en esta misma ciudad. Era verano, acababa de cumplir 18 años y estaba lista para comerme el mundo con mi nuevo vestido amarillo. Compartimos nuestro primer día de trabajo y aunque él llegaba tan perdido como yo, su mirada firme acompañada de esa media sonrisa burlona suya hacían que pareciera que llevaba toda la vida haciéndolo.

Sigue leyendo

Anuncios

La respuesta no es la huida.

No sabía cuanto tiempo llevaba en esa situación, huyendo de algo, o de alguien… A estas alturas ya no lo recordaba.

Todo empezó en esa casa de la playa a la que decidimos ir cinco días antes para desconectar y tener tiempo para nosotros. Éramos una pareja normal, o somos porque… ¿Lo seguimos siendo no?– suspiro– La verdad es que no lo sé.

Sigue leyendo

Espejo.

Corría con desesperación por las estrechas calles de la ciudad. El frío y la cerrada noche no auguraban nada bueno pues el tiempo se le acababa, pero también eran su mejor aliado para pasar desapercibida.

Frenó de su alocada carrera en el portal más oscuro que encontró. No sabía cuanto tiempo llevaba corriendo pero no podía permitir que sus piernas flaquearan ahora; necesitaba todas sus fuerzas para continuar. Menos mal que hacía dos meses que había decidido ponerse en forma, bueno ella no lo había decidido, a decir verdad, odiaba el gimnasio, pero ahora podría ser su salvación.

Sigue leyendo

Querido Abril.

Querido Abril:

Siento el retraso de tu carta. Sé que la estabas esperando desde la semana pasada pero no puedo evitar usar el correo tradicional y esas grandes cajas amarillas, que siguen existiendo, llamados buzones para comunicarme contigo.

Y tú te preguntarás, ¿y por qué este trato especial? Porque tú también lo tienes conmigo. Tú y tu amigo “destino” que quiere que abril me traiga nuevas vivencias que contar pero que después de 4 años recolectándolas me he dado cuenta que me quita mucho más de lo que me da.

Sigue leyendo

Persecución.

Despertamos en un lugar inhóspito todos a la vez. Desconcertados nos miramos unos a otros intentando entender, intentando recordar. Sin mediar palabra nos incorporamos del suelo y alzamos la mirada hacia el cielo azul, quizás demasiado azul, que coronaba los altos pinos del valle.

Fue entonces cuando comprendimos que estábamos atrapados en el mundo real  y sin pensarlo dos veces huimos los unos de los otros perdiéndonos en la espesura del bosque.

Sigue leyendo

Escritoras.

Aprende de Jane Austen a diferenciar entre Orgullo y Prejuicio. Acompaña a La señora Dalloway en un día de su vida y conoce a la verdadera Virginia Woolf en Orlando.

Sumérgete en el mágico mundo de J.K. Rowling y descubre que hacer ante una Vacante imprevista. 

Averigua quien fue el último de los Diez negritos o por qué No quedó ninguno e investiga junto a Hércules Poirot y su creadora Agatha Christie el Asesinato en el Orient Express. Aunque si decides continuar el trayecto te encontrarás con La chica del tren de Paula Hawkins y la pluma de Julia Navarro te apuntará en Dispara, yo ya estoy muerto.

Sigue leyendo

La despensa.

Cuando fue a comprar el piso en el que ahora vivía, una de las primeras cosas que más le llamaron la atención fue la gran despensa que comunicaba la terraza con la cocina.

-Era perfecta -pensó. Y sin apenas mirar el resto del inmueble cerró el trato.

Desde pequeña le fascinaban esos cuartuchos donde la gente guardaba cientos de botes, cajas, botellas… y secretos. Pero su verdadera afición hacia las despensas nació hace un par de meses atrás.

Sigue leyendo