Calendario de Adviento.

Este año mi querida Mònica, a la que he mencionado más de una vez por aquí y a la que podéis encontrar tanto en twitter @moonicasnook como en instagram @historiasdreyes, se ha lanzado a la aventura creando para los días previos a la Navidad, un calendario de adviento literario en el que cada día nos proponía una palabra con la que teníamos que hacer una frase, microrrelato o incluso un texto más largo si la inspiración se ponía de nuestra parte.

Podéis ir a sus redes sociales y con el hastag #advientohdr ver todas las participaciones. Yo por mi parte os pido perdón por mi ausencia por el blog, de la que pronto espero poder hablaros y os dejo por aquí la recopilación de todas mis creaciones además de desearos unas felices fiestas. 

Sigue leyendo

Recomendación de libros #BookTag.

Hacía dos años que no me habían propuesto participar en unos de estos famosos tag que tan de moda se pusieron por aquella época y que gracias a la iniciativa que me ha llegado a través de Instagram, concretamente del perfil de Irene @descubriendolibros99, os puedo traer por el blog.

Concretamente este booktag son simplemente de títulos de libros que he leído y que me gustaría leer sin entrar en valoraciones. No obstante, de muchos de los libros tenéis reseñas que hice en su momento y que os dejaré linkeadas para que conozcáis más en profundidad dicha obra.

Sigue leyendo

El encuentro imaginado.

Antes de que conozcáis nuestro nuevo encuentro de hoy, es necesario que os haga una breve introducción explicando que es el Bosque Imaginado y quienes lo habitan para que comprendáis mejor el microcuento de Ratonet, uno de sus habitantes.

El Bosque Imaginado es un proyecto donde la imaginación campa a sus anchas y basta con mencionarla en tus cuentos o relatos para que llegue a todos sus habitantes. Nació tras la desaparición de Isla Imaginada y en él habita nuestro ratoncito cuántico que tiene diversos nombres y le puedes llamar Jerby, Ratón, Ratoncito, Ratonet, Ratoner o como tu imaginación decida. Además se le puede ver en compañía del Hada Lili que es la cuentacuentos oficial y de su querida musa la lunita Qamar.

Y ahora sí, demos la bienvenida oficialmente al Bosque Imaginado y a su nuevo integrante.

Sigue leyendo

Loro de juventud.

Vaya por delante que esta es una historia real. Para ponernos en situación os diré que siempre me han gustado los loros, quizás porque tuve uno de joven, un loro simpático y sociable que hablaba por los codos y tenía una risa contagiosa. Era el centro de atracción en todos los guateques y un arma infalible a la hora de ligar. Aunque era sociable con todo el mundo, prefería a las mujeres y cuando le daban mimitos hacía ruiditos cariñosos mientras los ojos le hacían chiribitos. ¡No sabía nada el tío…! Por desgracia, pocos años después murió y desde entonces, siempre lo he recordado con ternura…

Sigue leyendo

Una oportunidad a la vuelta de la esquina.

Murcia, ciudad joven por sus dos campus universitarios, ha sido para mí una vía de escape a la ignorancia y, con ello, una invitación a seguir progresando, aprendiendo, viviendo la vida del estudiante que me dejé en bachillerato aparcada por vacaciones. Llegué casi sin esperarlo y decidí aprovechar desde el primer día esa libertad condicionada a sacarme mis estudios.

Sigue leyendo

Liebster Awards.

La temporada de premios ha empezado. En Enero fueron los Globos de Oro, seguidos de los Premios de la Crítica Cinematográfica (Critics’ Choice) y los Grammy. Febrero se estrenó con los Premios Goya en España y con los BAFTA ingleses para culminar en marzo con la entrega de los Oscars.

Por eso, esta semana os traigo los Liebster Awards de la mano de Historias de Reyes. En primer lugar, y como en toda entrega de premios, tengo que agradecer a Mònica que haya pensado en mi y me haya brindado la oportunidad de entrar en estos premios. Confieso que somos seguidoras desde hace tiempo y os invito a que os paséis por su divertido blog donde encontraréis tags, reflexiones, recomendaciones y mucho más.

Sigue leyendo

El mundo volvió a girar de nuevo.

Aquél fue un verano fantástico y eso que los días pasaron tan deprisa que se quedó corto para tantos planes como tenía. Tenía planes… pero no te tenía a ti, aún no te había conocido. Pero surgió de pronto la oportunidad de conocernos, el encuentro en aquella fiesta junto a la playa a la luz de la luna. Después, la luz del sol nos descubrió que todo cuanto habíamos soñado la noche anterior era más hermoso aún, y tus ojos desprendían una luz que me dejaba pegado a ti como una polilla junto a un farol nocturno.

A medida que nos fuimos conociendo descubrimos que la atracción inicial que sentimos se hacía más fuerte cada día. Pero llegó el final y debimos separarnos. ¡Qué tristeza aquella tarde!… Te acompañé a la pequeña estación de ferrocarril del pueblo y miramos nuestros ojos en silencio. Tenías que subir al tren y tu mano soltó la mía. Las luces de la estación brillaban ahora más en tus ojos y te ofrecí mi pañuelo con la inicial de mi nombre trabada en azul en un extremo. Lo tomaste con cuidado y subiste con él al vagón, y ya dentro, desde la ventanilla, me diste el último adiós y me enviaste tu último beso.

Sigue leyendo