Vie(r)nes XXXIV.

Nunca me tuve que preocupar de los vie(r)nes hasta que te conocí.

-Ara.

Anuncios