¿Miedo al fracaso?

Llevo más de un mes pensando, escribiendo, borrando y reescribiendo esta entrada; y todo porque el otro día (y quien dice el otro día hace ya casi un año) me preguntaron si tenía miedo al fracaso.

La verdad es que hasta ese momento no me lo había planteado, ni mucho menos había juntado en una misma frase las palabras miedo y fracaso ¿absurdo verdad? Supongo que soy una de las pocas personas afortunadas o una de las más despreocupadas por este tema. Me explicaré.

Sigue leyendo

Anuncios

Fuiste tú quien robó mi mes de abril III.

Si seguís el blog desde hace un tiempo, os habréis dado cuenta que vivo enamorada de las sonrisas, que desde hace unos años tengo un pequeño “problema” con los meses de abril y que los acentos extranjeros son mi perdición.

Fuiste tú quien robó mi mes de abril empezó sin querer, al igual que las buenas historias que un día llaman a tu puerta para quedarse, y al final se ha convertido en un habitual de este mes. Por eso, para que comprendáis mejor su origen y la fijación que tiene el destino en unirnos, os invito a que leáis a mis meses de abril I y II .
Sigue leyendo

Vie(r)nes XXII.

Vie(r)nes del pasado, vuelves al presente.

-Ara.

Creative Commons LicenseThis work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

Fuiste tú quien robó mi mes de abril II.

No quería, o mejor dicho no esperaba, hacer una segunda parte de “fuiste tú quien robó mi mes de abril” , pero me he dado cuenta por vencida y he asumido que los meses de abril jamás me van a pertenecer.

Conocí a mi segundo mes de abril en marzo, por casualidad y sin pensar que algún día llegaría a ser el protagonista de estas líneas.

Sigue leyendo