Decálogo de Abril.

Para los veteranos del blog ya sabréis que Abril y yo tenemos una relación de amor-odio bastante intensa que se remonta años atrás desde el primer “Fuiste tú quien robó mi mes de abril”. Sin embargo, este año he decidido plantarle cara y ser yo quien tome las decisiones a partir de ahora.

Y que mejor forma que elaborando su decálogo correspondiente. ¿Empezamos?

Sigue leyendo

Anuncios

Cartas.

A lo largo de la vida nos encontramos con muchos tipos de cartas.

Cartas perdidas o las que creíamos olvidadas que con el tiempo vuelven a nosotros.

Las cartas sin sello o sin remite que escribimos para nosotros mismos o que una vez escrita no reunimos el valor necesario para enviarlas.

Cartas urgentes con buenas o malas noticias, telegráficas o de páginas enteras que nunca acaban. Sigue leyendo

Sin palabras.

Hay semanas que te quedas sin palabras.

Semanas de ideas desordenadas y frases inconexas.

Semanas en las que se te olvida como (des)escribir ese cúmulo extraño de sensaciones llamados sentimientos.

Semanas en las que las letras juegan al escondite.

Semanas en las que ni me sirves de inspiración.

Hay semanas que te dejan sin palabras, y esta es una de esas.

-Ara.

Creative Commons LicenseThis work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.