A ti.

Dicen que los polos opuestos se atraen, pero eso porque no te han conocido.

No eres un complemento ni mi media naranja, manzana o cualquier otra fruta porque cuando estoy contigo me haces ser mejor en todos los aspectos de mi vida. Maximizas mis cualidades y transformas mis defectos a golpe de sonrisa. Tienes esa capacidad de ilumar(me) cualquier estancia con tan solo tu presencia.

Sigue leyendo

Anuncios

Querida Julieta.

Querida Julieta:

El año pasado le escribí una carta a mi querido 14 de febrero en la que le pedía que no se olvidara de ti, de esa Julieta que vive en nuestro interior y a la que le gusta recibir ramos de flores, encontrar cartas en el buzón y salir con chicos de sonrisas (im)perfectas que la esperan en el portal. Y a cambio yo me comprometía a que no pasaras más san valentines en casa.

Sin embargo aquí me tienes, en pijama, sin maquillaje y con el típico moño de “estar por casa” aporreando las teclas del ordenador.

Sigue leyendo

La respuesta no es la huida.

No sabía cuanto tiempo llevaba en esa situación, huyendo de algo, o de alguien… A estas alturas ya no lo recordaba.

Todo empezó en esa casa de la playa a la que decidimos ir cinco días antes para desconectar y tener tiempo para nosotros. Éramos una pareja normal, o somos porque… ¿Lo seguimos siendo no?– suspiro– La verdad es que no lo sé.

Sigue leyendo

Querido Octubre.

Querido Octubre:

Este año decidiste despertarme con uno de esos besos to the moon and back y volviste a sacar lo mejor de mi. Como siempre, juntos hemos (re)conocido a las personas que merecen la pena y queremos tener en nuestras noches y días y nos dimos cuenta que ya no estabas entre ellas.

Por muchas veces que te empeñes en volver si el destino no tiene espacio para mí en tu vida, sé más valiente y suéltame, sigue el camino de tus recuerdos y quédate con ellos. Ya hemos jugado durante demasiado tiempo y no tenemos nuevos trucos ni nuevas trampas con los que sorprender(nos). Nos (des)conocemos demasiado bien como para reanudar una partida que está en jaque mate.

Sigue leyendo

Vie(r)nes XXXIV.

Nunca me tuve que preocupar de los vie(r)nes hasta que te conocí.

-Ara.

Creative Commons LicenseThis work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.