Vie(r)nes XLI.

Vie(r)nes para comerme el mundo.

-Ara.

Anuncios

Querido Octubre.

Querido Octubre:

Este año decidiste despertarme con uno de esos besos to the moon and back y volviste a sacar lo mejor de mi. Como siempre, juntos hemos (re)conocido a las personas que merecen la pena y queremos tener en nuestras noches y días y nos dimos cuenta que ya no estabas entre ellas.

Por muchas veces que te empeñes en volver si el destino no tiene espacio para mí en tu vida, sé más valiente y suéltame, sigue el camino de tus recuerdos y quédate con ellos. Ya hemos jugado durante demasiado tiempo y no tenemos nuevos trucos ni nuevas trampas con los que sorprender(nos). Nos (des)conocemos demasiado bien como para reanudar una partida que está en jaque mate.

Vamos a jugar a esperar a ver quién deja antes de llamar.

Sigue leyendo

Tú a Boston y yo…

Maldita distancia.

Maldita distancia que nos impide empezar a ser nosotros mismos. Un nosotros en plural, un nosotros de volver a conocernos, de segundas oportunidades que te concede la vida o el destino, llámalo como quieras.

Nos conocimos en un tramo del camino breve pero compartido. Tú tomaste el lado izquierdo y yo el derecho y nos despedimos con un “hasta pronto” que se nos resistió durante dos años de tomar decisiones opuestas pero que hoy nos han traído de nuevo aquí, a volver a compartir por unos meses la misma ciudad.

Sigue leyendo